NO HAGAS DIETAS, APRENDE A COMER

10 TIPS SOBRE EDUCACIÓN NUTRICIONAL

 

1.- LAS DIETAS NO FUNCIONAN

La palabra “Dieta” significa “Abstención total o parcial de alimento”, es decir, que la dieta se relaciona con la privacidad, la negación y la escasez. ¿Se puede vivir así mucho tiempo?

Hay una ley universal que siempre se cumple y dice: “A lo que te resistes, persiste”. Si adoptas una forma de alimentarte bajo la sensación de restricción o privación, sentirás una rebeldía interior que te impulsará a comer lo prohibido. Esta es la razón por la que las dietas no funcionan.

2.-MEJOR LO QUE SACAS DE LA DIETA QUE LO QUE AÑADES

No se trata de empezar a utilizar nuevos productos o incrementar horas en el gimnasio cuando en realidad el secreto es dejar de hacer o desprenderse de hábitos tóxicos. Terminar con hábitos que son dañinos para nuestra salud y desprenderse de rutinas y alimentos que provocan inflamación, nos resta energía y no nos permiten disfrutar de nuestra salud plenamente.

3.- LLENA TU NEVERA DE SALUD

Deshazte de los “Productos” como: cereales refinados (en especial el trigo blanco refinado), el azúcar, todo tipo de bollería, bebidas azucaradas y carbonatadas y zumos envasados, los embutidos, ultraprocesados (envasados en plástico o en latas), los lácteos y sus derivados (quesos, yogures, mantequillas, etc), reduce el consumo de carne y de los fritos.

Estos “Pseudoalimentos” son Ladrones de Salud y Bienestar y nos roban energía.

En www.dianalavidasana.com podrás descargarte GRATIS mi E-book “Llena tu nevera de Salud” donde se incluye además una lista de la compra.

4.- LA REGLA DEL 80-20%

Si el 80% de los alimentos que consumes habitualmente son sanos y en ocasiones tomas algo que no lo es, las posibles consecuencias negativas de su ingesta serán fácilmente neutralizadas por tu organismo. Para ello los alimentos “no adecuados” no deberían superar el 20% de lo que ingieras en total en un día.

5.- VEGETARIANIZA TU DIETA

NO hace falta ser 100% vegetariano para poder beneficiarte de comer sano. Incluye verduras de temporada y principalmente de hojas verdes en todos tus platos. La mitad de tus platos deberían estar compuestos por verduras. Las verduras son alimentos que nos aportan fibra y nos ayudan a limpiar impurezas.

6.- ANTES DE FREGAR HAY QUE BARRER…

Una nutrición y hábitos inadecuados pueden acumular toxinas en nuestro cuerpo y crear un ambiente perfecto para la proliferación de enfermedades. Para protegerse de los daños, nuestro cuerpo almacena las toxinas junto con las grasas en rincones alejados de los órganos vitales como las caderas, muslos o parte superior de los brazos.

Una vez tengamos nuestro organismo “limpio” nuestras células estarán en condiciones perfectas para recibir y aprovechar todos los nutrientes que le aportemos.

Para nutrir el organismo debemos eliminar las toxinas que están depositadas en nuestro cuerpo haciendo un Reset de nuestro Organismo.

7.- EJERCITA TU CUERPO

Se trata de tu Templo Sagrado así que si no lo cuidas tú, ¿Dónde piensas vivir? Instaurar unas rutinas de ejercicio diario es tan importante como alimentarse bien y está estrechamente relacionado. Adapta el ejercicio físico a tus necesidades y situación.

8.- CUIDADO CON LO QUE PIENSAS

Aquello que piensas es en lo que acabas creyendo y lo que acabas haciendo. Los pensamientos negativos, ansiedad, estrés, etc generan hormonas de cortisol en nuestro organismo que crean inflamación y lo acaban enfermando. Existen multitud de herramientas que nos permiten calmar la mente: yoga, meditación, Mindfullnes, etc.

9.- ENRIQUECE TU ALMA

Todo aquello que nos haga tomar consciencia de nosotros mismos, que nos haga crecer como personas y que nos lleve a un disfrute pleno de cada momento, hará que estemos contribuyendo a enriquecer nuestra Alma. Cultivar nuestras relaciones de amistad, familiares, con nuestra pareja, sentirnos realizados con todo lo que nos rodea y envuelve son acciones que nos llevarán a un mayor bienestar interior y que se reflejará en el exterior.

10.- LA SUMA DE MUCHOS POCOS HACE UN MUCHO

El secreto para que los hábitos saludables permanezcan es que los vayas incorporando poco a poco en tu rutina diaria. De esta manera se van integrando y perduran más tiempo. Cada pequeño cambio que realices cuenta!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.