¿Y DESPUÉS DE FIESTAS, CÓMO VUELVO A LA NORMALIDAD?

Ya han pasado esas dos semanas intensas en las que no hemos podido evitar caer en un montón de tentaciones gastronómicas como los turrones, roscones, chocolates, cava… Atrás quedan ya esos estupendos momentos vividos con los nuestros y ahora nos toca volver a la rutina, pero, posiblemente con algún regalito poco apetecible en nuestro cuerpo.

Son ese par o tres kilitos de más que hemos ganado durante esos días y ahora las dudas nos asaltan: ¿Cómo podré perder esos kilos de más? ¿Debería dejar de comer durante 3 días para volver a mi peso normal? ¿Vuelvo a recurrir a la “dieta milagrosa” hasta la siguiente ocasión?

A continuación te detallo algunos consejos a tener en cuenta si se desea recuperar el peso adecuado.

TIPS PARA VOLVER A LA NORMALIDAD DE UNA FORMA SALUDABLE

1.- ELIMINA CUALQUIER SOBRA DE COMIDA DE ESTAS FIESTAS

Está muy bien no tirar comida, reciclar y aprovechar todas las sobras, pero CUIDADO!!! Tu cuerpo no es el basurero. Así que si todavía te quedan restos de polvorones, turrones, etc regálalo a alguien pero no te lo comas. No hay excusas.

2.- FUERA SENTIMIENTOS DE CULPA

Hay que volver a la normalidad y afrontar la rutina sin dramas ni angustias. Lo importante no es lo que hayas hecho en los días de Navidad sino lo que harás el resto del año, a partir de ahora.

3.- LLENA TU NEVERA DE COLORES Y DE SALUD

Lo que tengas en tu nevera será lo que comerás, así que asegúrate de tenerla llena de Frutas y Verduras de temporada para incorporarlas en cada uno de tus platos diarios. Evitar tentaciones es una de las cosas más complicadas cuando se intenta adelgazar. Una forma eficaz de hacerlo es vaciar la despensa. Una correcta planificación te ayudará a volver a la normalidad de manera natural y no caer en tentaciones de comida rápida o ultraprocesada.

4.- NO TE SALTES NINGUNA COMIDA

Es importante seguir un orden y regularidad en las comidas. Respeta los horarios de cada ingesta. De nada sirve pasar hambre durante todo el día y darse el atracón cuando llega el momento de la cena.

Lo que el cuerpo te pide es darle un descanso a tu sistema digestivo. Incorpora en tu alimentación alimentos saludables y libres de grasas.

5.- ALIMENTOS QUE DEBERÍAS DESTERRAR DE TU DIETA

Si quieres perder peso, está claro que tendrás que eliminar algunos alimentos de tu dieta. “Quien algo quiere, algo le cuesta”, así que existen diversos productos que deberíamos desterrar no solo si queremos perder peso, sino también si lo que pretendemos es tener una alimentación saludable.

Estos productos son:

Ultraprocesados:

¿A qué productos nos estamos refiriendo exactamente? Son aquellos elaborados a través de procedimientos industriales, a los que se les han añadido diversos aditivos para potenciar o modificar sus características organolépticas y, al mismo tiempo, alargar su vida útil.

Azúcar:

Según la OMS recomienda que el consumo máximo diario de azúcar no supere el 10% de la ingesta calórica total diaria. Una galleta sin azúcar es tan poco recomendable como una con azúcar, ya que sigue siendo un producto ultraprocesado a evitar.

Refrescos:

Los refrescos, al igual que los zumos industriales esconden grandes cantidades de azúcar añadido. La bebida por elección debería ser el agua.

Alcohol:

No hay que olvidar que el alcohol es un paradigma de las calorías vacías, es decir, aportan calorías sin ningún beneficio nutricional relevante.

6.- LA FORMA DE COCINAR SÍ QUE IMPORTA

La forma como cocinamos es fundamental, así que no es lo mismo cocinar un alimento a la plancha que freírlo en abundante aceite. Lo más recomendable es cocinar al vapor, a la plancha o mejor crudos para conservar todas las propiedades.

7.- RECUPERA TUS HÁBITOS SALUDABLES

Si has sumado algunos quilos durante estas fechas, intenta recuperar tus hábitos saludables y dedica tiempo en tí para pensar en qué te has pasado (dulces, alcohol, poco ejercicio…) y corrige estos hábitos poco a poco. Si por el contrario ya venías con algún sobrepeso de más, deberías consultar con un profesional de la nutrición.

8.- NO TE PONGAS OBJETIVOS INALCANZABLES

Seamos realistas y no pretendas conseguir metas imposibles de alcanzar. Las ganas de perder peso rápido nos puede llevar a hacer cosas que no podemos asumir para luego volver al efecto “yo-yo”. Ves poco a poco e instaurando hábitos nuevos más saludables y perdurables en el tiempo. “Muchos pocos suman un Mucho”.

9.- CUIDA TU CUERPO

Lo mismo que nutrimos nuestro organismo con alimentos saludables, también debemos cuidar nuestro cuerpo. Llevar a cabo una vida sana es impensable sin la realización de ejercicio físico. Si no te gusta ir al gimnasio o no dispones del tiempo o medios suficientes, puedes ir a caminar una hora diaria, subir y bajar escaleras, ir en bici, bailar…

10.- NO TE OLVIDES DE HIDRATARTE

El beber agua es un acto importantísimo a la hora de depurar tu organismo. Aunque no tengamos sensación de sed se debería tomar entre 1’5-2 litros de agua al día para recuperar los líquidos que perdemos a través de la orina, sudor, etc y ayudarnos a eliminar toxinas.

11.- DEPURA TU ORGANISMO

“Antes de fregar hay que barrer”. Si lo que quieres es perder peso de las grasas, debemos eliminar primero todas las toxinas acumuladas en tu organismo. Nuestro cuerpo almacena las toxinas con las grasas, lejos de nuestros órganos vitales, en zonas como los glúteos, caderas y antebrazos.

En el link encontrarás más información de cómo Resetear tu Organismo.

Diana Camacho

Dietista, Nutricionista y Naturópata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.